La residencia para disminuidos psíquicos del Raiguer no ha llegado a funcionar.

La Agrupación Pro-minusválidos psíquicos de la comarca de Inca que preside Bernat Tomás ha pedido al Ajuntament que le exima del pago del IBI correspondiente a la residencia para disminuidos de Crist Rei que nunca ha llegado a funcionar porque el IMAS no ha concertado las plazas previstas. El importe del recibo es de 4.069,41 euros.

En el escrito remitido al Ajuntament el pasado 2 de diciembre, Tomàs recuerda que «el Ajuntament ha colaborado en la construcción y la puesta en marcha de la residencia a través de subvenciones directas a la entidad y también ha subvencionado las licencias de obra y actividad y demás permisos municipales para su funcionamiento».

El patronato explica que «la residencia a pesar de estar autorizada y contar con todos los permisos necesarios en este momento no se encuentra en funcionamiento debido a la falta de concierto con el IMAS» y solicita que se tenga en cuenta «que nuestra entidad está en estos momentos en una situación adversa debido a la actual situación económica y principalmente por la falta de liquidez debida al retraso con el que en estos momentos están pagando las administraciones públicas». Por todo ello y dado que «nuestra asociación siempre ha tenido la colaboración del Ajuntament» solicita que «se nos subvencione el pago del IBI o bien si no fuera posible se nos realice la compensación oportuna».