Imagen de uno de los plenos del Ajuntament de Algaida. | ultimahora.es

1

El Ajuntament de Algaida aprobó por unanimidad la moción presentada por el equipo de gobierno socialistas en la que se reclama al catastro la revisión de los valores actuales, al considerar el equipo de gobierno municipal que se trata de una valoración «realizada en 2007 en plena euforia urbanística».

A la vez las dos formaciones municipales en la oposición, PP y PSM ligan esta decisión a la polémica creada con el cobro de la tasa de basuras en suelo rústico. Señalan que se trata de «una rectificación debida a la presión popular ante la alud de quejas por el cobro de la tasa de basuras». Y el portavoz del PP, Rafel Oliver añade que se debe «a la presión que ha realizado el Partido Popular con el reparto de folletos informativos entre los vecinos del municipio».

Para el alcalde de Algaida, Francesc Miralles «si aceptan nuestra solicitud, el Ajuntament tendrá la posibilidad de reducir el recibo de contribución i parar el incremento derivado de la revisión del catastro del 2007».

Y es que después que el año pasado la Mancomunitat del Pla decidiera que cada Ajuntament tenga su tasa de basuras el Consistorio algaidí decidió recurrir al Catastro para empezar a cobrar la tasa de basuras a muchas fincas de fora vila que hasta ahora no pagaban, y entre ellas ahora se ha visto que muchas no son utilizadas como vivienda.