La consellera también visitó la exposición 'Un mundo de posibilidades». Fotos: G.M. | G. Alonso

3

La fundación del hospital comarcal de Manacor pasará a la historia en breve y su gestión será asumida directamente por el Ib-Salut. Así lo anunció ayer la consellera de Salut, Benestar i Família del Govern, Carmen Castro, en el transcurso de una reunión celebrada con los alcaldes de los municipios de la comarca que dependen del centro hospitalario y en la que estuvo presente, entre otros cargos, el gerente Rafael Santiso y el director general de Servei de Salut, Juan José Bestard.

Castro recordó que la deuda actual del centro es de 43 millones de euros que a partir de ahora serán responsabilidad del Ib-Salut y que «garantizarán el pago de las nóminas por Ley», dejando entrever que el modelo de fundación dejaba dudas al respecto.

Cambios

Así, el hospital pasará a formar parte del área sanitaria del Llevant pero mantendrá su gerencia. Además se creará un Consell Comarcal que dará voz, pero no decisión, a los municipios y que será presidido por un representante de Manacor y con la presencia de tres pueblos rotatorios.

La consellera defendió que estas medidas ayudarán a «optimizar la gestión ya que la fundación arrastra mucho déficit» y se mostró convencida que «los usuarios no notarán estos cambios».

A la salida de la reunión, el alcalde de Son Servera, el socialista Josep Barrientos, lamentó que «se elimine la fundación que permitía una gestión directa», y alertó sobre el aplazamiento de las obras de ampliación y reforma del centro «aunque la consellera nos ha dicho que lo tienen muy presente».