Imagen de la maqueta del Hyatt Park que recrea un pueblo mallorquín con campanario incluido.

54

El núcleo costero de Canyamel en Capdepera ha sido elegido para acoger en la urbanización Atalaia, un complejo hotelero de lujo que será la recreación de un pueblo mallorquín levantado a imagen y semejanza de la arquitectura tradicional mallorquina. El proyecto ha sido impulsado por el grupo inversor Cap Vermell y supone una inversión aproximada de 100 millones de euros. El capital es cien por cien árabe.

La operadora será la cadena internacional Hyatt Internacional y el complejo será un Hyatt Park, que es de gran lujo. La inversora ha presentado un estudio de detalle al Ajuntament para poder obtener la licencia, poder empezar a construir el complejo y que pueda ser operativo en el 2014. Así lo destacó desde la promotora, Antoni Mir. El proyecto se presentó hace unos días al president del Govern, José Ramón Bauzá que aplaudió esta inversión destinada a un turismo de lujo. Se trata de una cadena de gran solvencia y prestigio internacional.

Importancia

Por su parte desde el Ajuntament de Capdepera, también se ha acogido con entusiasmo este proyecto. Así el alcalde, Rafel Fernández, manifestó la importancia que supondría para el municipio de Capdepera un complejo de estas características. Según explicó «se trata de solventar unos pequeños problemas urbanísticos, puesto que el terreno es urbano pero se ubica junto a un ANEI, y precisa o bien de una modificación de la Ley de Espais Naturals, o bien a través de un interés general autonómico».

Según Fernández, «suponemos que pronto habrá una solución porque una inversión de estas características es muy importante».

Además se ha llegado a un acuerdo para firmar un convenio a tres bandas: promotora, Govern y Ajuntament de Capdepera a través del cual se pondrían en marcha unos cursos de formación que sería un requisito imprescindible para poder entrar a trabajar en este complejo que generaría, directa o indirectamente, 800 puestos de trabajo.

Según explicó Antoni Mir, sólo se empezará cuando se tenga todos los permisos. Explicó que «el complejo dispone de 142 habitaciones con una superficie mínima de 60 metros cuadrados y de ellas hay 16 suites. Habrá muchos de servicios, entre ellos SPA, restaurantes, salas de conferencias, piscinas.