Gómez, en la imagen junto al alcalde y sus antiguos regidores, fue destituida en junio. | Antoni Pol

6

El Museo del Calzado y de la Piel de Inca está en la cuerda floja. No tiene director y el Ajuntament no sabe si la Conselleria de Turisme del Govern de les Illes Balears que financiaba parte del gasto de la institución, mantendrá las aportaciones económicas que se habían previsto inicialmente.

Maria Payeras, regidora de Educación y Cultura del Ajuntament d'Inca, explicó que nadie dirige el museo desde el pasado mas de mayo. La persona que ocupaba el cargo de directora, Elvira González, fue cesada junto con el resto de cargos de confianza de la legislatura anterior. Aunque la mayor parte de los cargos de confianza fueron recontratados después de las elecciones municipales la plaza de director del Museo del Calzado de Inca quedó sin cubrir.

«No sabemos si tendremos dinero para financiarlo. Hemos enviado una carta a la Conselleria de Turisme preguntando si tienen previsto cumplir el convenio por el cual este año el Govern balear debía hacer una aportación de 100.000 euros al Museo. No hemos recibido respuesta. Mientras no contesten hemos optado por paralizar el gasto y, en consecuencia, una parte de la tarea que se llevaba a término», explicó Maria Payeras.

El Museo del Calzado de Inca fue inaugurado el 2 de junio de 2010, cuando Pere Rotger apuraba sus últimos días como alcalde. Situado en uno de los pabellones del cuartel General Luque el edificio consta de dos plantas que suman casi 2.000 metros cuadrados. El Govern comprometió en diciembre fe 2010 una inversión de 200.000 euros repartir en dos anualidades.