Uno de los tractores antiguos que se mostraban como piezas de museo. | G.M.

0

La Fira de Artà fue un gran éxito en todos los sentidos. Buen tiempo, calor, muchísima gente, una excelente muestra de animales de todo tipo y una amplia variedad de productos agroalimentarios entre otras muchas ofertas más.

Miles de personas llenaron la zona de la Gran Via y de la plaza del Conqueridor, en el que fue un gran escenario donde los vecinos mostraron todo su potencial agrícola, comercial e industrial. Nada más empezar a andar, los concesionarios de vehículos exponían los últimos modelos y los tractores anunciaban la llegada a la zona agrícola y ganadera. El Club del Ca de Bestiar exponía unos magníficos ejemplares de ca de bestiar mientras anunciaba el concurso morfológico que se llevará a cabo en Felanitx el próximo 25 de septiembre.

Variedad

Como ya es costumbre, no faltaron los cerdos negros mallorquines, pavos, burros, burras, mulos, ovejas, patos, cans raters y un largo etcétera de animales que dieron vida a la parte más alta de la Gran Via. Para terminar la calle, una muestra de tractores antiguos de los que ya sólo se pueden ver en ferias como estas.

Hacia la plaza del Conqueridor todo eran stands de todo tipo desde ollas, aceites, vinos, quesos, embutidos, aparatos de limpieza, ropa y utensilios varios.