43

El presidente de la Asociación de Inmigrantes Marroquíes de Baleares Al-Maghreb, Mustafá Boulharrak, ha calificado de «error político» la ordenanza sobre convivencia ciudadana que, previsiblemente, aprobará el Ajuntament de Sa Pobla en el pleno extraordinario convocado para este lunes a propuesta del grupo municipal del PP.

Boulharrak ha lamentado la iniciativa del PP, que cuenta con mayoría absoluta en el Consistorio, y ha criticado que el equipo de gobierno de Sa Pobla se haya negado a recibir a su organización antes de la celebración de la sesión plenaria.

En esta misma línea, el presidente de la Asociación Al-Maghreb ha recalcado que el propio alcalde, Biel Serra (PP), ha reconocido que únicamente hay dos mujeres en el municipio que utilicen el 'niqab' (velo islámico integral que sólo deja visibles los ojos) y ninguna que haga uso del 'burka'. Además, ha dicho, estas mujeres «en ningún caso han creado situaciones de inseguridad ni de alarma; no se ha registrado ningún incidente».

Para Mustafá Boulharrak, «legislar es el último paso» y antes «hay que abrir una consulta social y realizar un trabajo de sensibilización y de diálogo» con la comunidad islámica residente en Sa Pobla y en Mallorca.

El representante de la asociación marroquí de Baleares ha asegurado que les preocupa «lo que vendrá después» de la aprobación de la ordenanza. En opinión de Boulharrak, si el Ayuntamiento comienza a multar a quienes usen el velo integral «será peor» porque «esas mujeres se quedarán encerradas en casa y no sabremos qué les pasa».

En cualquier caso, la Asociación de Inmigrantes Marroquíes Al-Maghreb ha reclamado que se refuercen «las acciones para integrar al conjunto de mujeres en la sociedad y a las islámicas en particular» y que se pongan en marcha «campañas de sensibilización para fomentar el uso de prendas alternativas al velo integral».

Finalmente, Boulharrak ha subrayado que la comunidad marroquí «tiene asumido que la cultura de Mallorca es diferente, que las personas deben identificarse y que ciertas prendas no deben ser usadas», en referencia al 'niqab' y al 'burka' que, según el líder de la asociación, «han pasado de moda» y sólo son promovidas por «ciertas doctrinas islámicas».