0

El portavoz, Rafel Bosch, ha manifestado hoy el «rechazo más firme» del Govern a las «actuaciones vandálicas» ocurridas ayer en las fiestas de Felanitx, donde la presidenta del Consell de Mallorca, Maria Salom, y el conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, fueron increpados.

Bosch ha defendido la necesidad de «respetar las posiciones políticas y culturales» y ha reiterado su rechazo a lo ocurrido ayer durante la celebración de las fiestas de Sant Agustí en Felanitx, durante la rueda de prensa posterior al Consell de Govern extraordinario.

Ha asegurado que los actos vandálicos «casi pusieron en peligro la seguridad de las personas» y ha añadido que «cuando se interviene de esta forma, no hace falta ponerle calificativos».

El portavoz del ejecutivo se ha referido también a los insultos contra el presidente del Govern, José Ramón Bauzà, incluidos en una publicación que recibe subvenciones de organismos públicos y ha señalado que «la grandeza de la democracia» es que «puede recibir subvenciones un medio que se dedique a criticar», pero ha criticado que caiga en la descalificación.

Bosch ha señalado que «respetando la libertad de expresión de cualquier persona en un medio de comunicación», al entrar en insultos se pierde «el concepto de crítica».