0

El Partido Popular ha condenado este lunes los altercados registrados ayer en Felanitx durante la celebración de los actos principales del programa de San Agustín y su secretario general en Baleares, Miquel Ramis, ha enfatizado que «en una democracia moderna y madura, no se pueden tolerar este tipo de actos contra nadie».

En este sentido, el 'popular' ha lamentado que «una fiesta de gran calado popular y seguida por multitud de mallorquines se vea empañada por la actitud incívica e intolerante de una minoría».

La tradición festiva de estas fiestas establece que las autoridades asistentes a los actos de celebración pasen por debajo del palio y saluden a la 'Kika', símbolo de Es Coso, momento en que son «bautizados» con agua. «No podemos considerar habitual que las personas se vean sometidas a vejaciones, golpes, escupitajos e insultos, en una democracia. Cualquier forma de violencia es condenable», ha señalado Ramis.

La comitiva de autoridades que ayer asistió a las fiestas de Felanitx estaba encabezada por la presidenta del Consell de Mallorca, María Salom, y seguida por el conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, la consellera insular de Medio Ambiente y ex alcaldesa del municipio, Catalina Soler y el alcalde del municipio Biel Tauler, a quienes, según ha informado el PP a través de un comunicado, «profirieron insultos y bañaron con agua y harina de forma agresiva».

Finalmente, en el texto elaborado por los 'populares' se manifiesta «el apoyo y solidaridad con el pueblo de Felanitx, que disfruta de una manera sana y respetuosa de los actos festivos en honor a su patrón».