Los coches regresarán a la Plaça de la Vila si finalmente se aprueba la propuesta que ahora se expone públicamente .

6

Los coches regresarán a la Plaça de la Vila tres años después de que el anterior equipo de gobierno municipal (PP-CPU) decidiera peatonalizar el centro neurálgico del pueblo.

Si la reforma de la Plaça de la Vila fue polémica en su momento por la remodelación a la que se sometió el tradicional monumento de la Beata la reforma circulatoria que plantea ahora el nuevo equipo municipal (Suma pel Canvi y Convergència) vuelve a provocar todo tipo opiniones contrapuestas.

El Ajuntament acaba de sacar a exposición pública el proyecto de reforma circulatoria de la Plaça de la Vila que contempla la apertura al tráfico de la misma, la modificación del sentido de circulación en determinadas calles, la limitación de la velocidad y la señalización del parque infantil, entre otros aspectos. Los ciudadanos que lo deseen pueden formular en los próximos diez días las alegaciones que consideren pertinentes.

Críticas

La reacción del anterior gobierno municipal no se ha hecho esperar. El PP critica que «el Consistorio de mayoría progresista pretende dar marcha atrás en el proyecto de peatonalización».

«Si se llega a materializar la reforma ciuculatoria se abriría al tráfico uno de los laterales de la plaza, concretamente el de los bares, que transcurre muy cerca del parque infantil», denuncia el ex alcalde, Martí Torres.

El equipo de gobierno actual justifica su decisión en el hecho de que «actualmente los vehículos no pueden acceder a la plaza y en consecuencia la densidad del tráfico rodado por los accesos anexos ha experimentado un aumento considerable que provoca problemas circulatorios».