Llubí

El Consell modifica el trazado de la variante, que se prevé abrir al tráfico en febrero

| Llubí |

Valorar:
preload
Imagen de las obras de la variante de Llubí a la altura del camino de Son Burguet.

Imagen de las obras de la variante de Llubí a la altura del camino de Son Burguet.

20-08-2011 | A. Pol

La variante de Llubí estará acabada en febrero del próximo año, según las previsiones del Consell de Mallorca. Las leves modificaciones realizadas sobre el trazado inicial, pues, no van a afectar los plazos de ejecución fijados.

Fuentes del Consell han informado de que se ha procedido a modificar levemente el recorrido de la vía «con objeto de preservar varios elementos arqueológicos y etnológicos», entre los que se hallan un safareig, una caseta de roter y un huertecito. Una segunda parte del trazado se ha desviado ligeramente, asimismo, a fin de salvar un grupo de encinas centenarias. Hay que recordar que la variante de Llubí pasa a escasa distancia (a unos 200 metros) del yacimiento talayótico de Es Racons, declarado Bien de Interés Cultural (BIC). Un arqueólogo del Consell supervisa las obras.

25 por ciento

El Consell, institución competente en el mantenimiento y construcción de nuevas carreteras, asegura que ya se ha ejecutado alrededor del 25 por ciento de las obras de la variante. De hecho, las máquinas ya han realizado los grandes movimientos de tierras previstos y se ha procedido a cerrar las parcelas afectadas por la vía de circunvalación.

La longitud de la variante alcanzará los 2,8 kilómetros. Concretamente, enlazará la zona suroeste del núcleo urbano de Llubí con la zona noreste y permitirá eliminar la travesía urbana existente.

Cabe señalar que cerca de 3.000 vehículos transitan cada día por la actual carretera, entre Inca y Santa Margalida. El Consell prevé, para más adelante, prolongar la variante por el norte de la localidad hasta que ésta alcance la carretea que une Llubí con sa Pobla y Muro.

Las obras del primer tramo de la vía de circunvalación comenzaron en marzo de este año y previsiblemente finalizarán en febrero.

Final de obra

Sobre ese punto, cabe recordar que Patrimoni del Consell ordenó paralizar temporalmente los trabajos para que no afectara al yacimiento de Es Racons.

Las obras, que tendrán un coste de 3,5 millones de euros, los ejecuta una UTE compuesta por VIAS y Construccions i Excavacions s'Horta.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.