Imagen de la fachada del antiguo casal 'okupa' de Ses Coves. | Antoni Pol

10

Desde el desalojo, en febrero de 2008, el abandono y la suciedad se han apoderado del antiguo casal 'okupa' de Ses Coves, en la calle del mismo nombre. Basura y restos de escombros se amontonan en la entrada del inmueble; las plantas, que nadie riega ni poda desde hace años, sobresalen por encima de la verja que cierra la propiedad. Es muy probable que también haya ratas.

Curiosamente, uno de los argumentos que se esgrimieron para proceder al desalojo del Ateneu Llibertari Ses Coves -una casa 'okupada'- fue que el inmueble amenazaba ruina. Sin embargo, el Ajuntament d'Inca no ha incoado expediente alguno en ese sentido.

Hace medio año, un tramo de la pared que separa el jardín de la calle se derrumbó. El Consistorio, entonces, requirió al propietario -la empresa On The Beach SA, domiciliada en Madrid- que la repusiera, pero ni siquiera consiguió localizarla, motivo por el cual el muro fue repuesto subsidiariamente, por operarios de la brigada municipal. Ahora, tras las insistentes quejas de los vecinos, el Ajuntament ha ordenado a On The Beach SA que «limpie el solar y corte las ramas que cuelgan sobre la calle».

Inseguridad

Las molestias derivadas del abandono que padecen los vecinos no acaban aquí. En más de una ocasión, grupos de jóvenes han entrado en el inmueble para, desde allí, saltar a otras propiedades. «La Guardia Civil sole venía cuando los 'okupas', desde entonces no aparece», lamenta un vecino. «No estoy a favor de que personas vivan en propiedades ajenas, pero cuando los 'okupas' estaban aquí estábamos mejor», añade el afectado.

El inmueble es la antiguo casa de los Rebassa, una conocida familia inquera. Durante el franquismo alojó la sede del sindicato del Movimiento. Al restablecerse fue subastada y adquirida por On The Beach SA.