Una vez se hayan terminado los trabajos de asfaltado, la variante se pondrá en marcha provisionalmente. | Assumpta Bassa

3

La nueva infraestuctura viaria de Son Servera se abrirá provisionalmente de «manera inmediata» para dar fluidez al tráfico. Así lo confirmaron ayer fuentes del Consell de Mallorca que aseguraron que la semana que viene ya podría entrar en funcionamiento esta reivindicada variante. Lo hará en periodo de pruebas mientras se termina de manera definitiva y se solventan los trámites administrativos.

El Consell ha tomado esta decisión porque la variante está prácticamente acabada y para dar una respuesta a las peticiones del Ajuntament y los vecinos ya que, una vez iniciada la temporada turística, el tráfico de vehículos se incrementa mucho.

Hay que recordar que las obras de la vía de circunvalación se paralizaron a principios de abril ya que el Consell así lo decidió a la espera de un informe del Consell Consultiu que diera el visto bueno al modificado del proyecto.

Disconformidad

El Ajuntament de Son Servera mostró su disconformidad con esta paralización sobre todo en plenas fiestas de Semana Santa. Ahora, desde el departamento de Obras Públicas han tomado como medida provisional su puesta en marcha para evitar la congestión del tránsito dentro del casco urbano y dar una salida a los problemas de circulación actuales. Las obras están prácticamente listas en su totalidad y sólo quedan pequeños detalles.

Según explicó el teniente de alcalde, Josep Barrientos, «una vez haya quedado asfaltada la vía se pondrá en funcionamiento provisionalmente. El conseller de Obres Públiques nos comunicó que se está a la espera de la resolución de los trámites burocráticos para el modificado de la obra que se espera que sea positivo. Mientras tanto, se pone en funcionamiento para que así al menos la gente pueda empezar a circular y evitar los colapsos».

La variante tiene un coste aproximado de alrededor de 10,5 millones de euros y es una reivindicación histórica. Hace más de 20 años que los vecinos piden soluciones. La vía de circunvalación permitirá desviar un tránsito de 9.000 vehículos al día, un hito que supondrá una mejora muy importante de la calidad de vida de los serverins .

Además, esta variante también estará integrada en el territorio con un menor impacto visual, ya que se hizo un modificado para atender a las demandas del Ajuntament y grupos ecologistas.