Punto del vertido, en el camino de Son Cerdà.

1

El Ajuntament d'Algaida ha impuesto de nuevo una sanción por arrojar basuras de forma ilegal. En esta ocasión la multa ha sido de 1.000 euros y se ha denunciado a un vecino del municipio de Calvià que vive los fines de semanas en el municipio.

La sanción se debe por el hecho de tirar una bolsa de basura en un lugar prohibido, concretamente el acceso al camino de Son Cerdà, ubicado en la carretera que va de Algaida en dirección a Sant Joan, donde ya hace tiempo que se instaló un cartel donde se especifica que está prohibido verter cualquier tipo de residuos.

Los hechos se produjeron el pasado domingo, cuando la Policía Local siguiendo con su labor de control y vigilancia de las afueras, se encontró con el infractor justo en el preciso momento en que dejaba la bolsa de basura a dicho lugar.

Así, siguiendo la ordenanza municipal de residuos, los agentes denunciaron la infracción, después los servicios administrativos, considerando que se trata de una infracción grave y decidieron sancionar el vecino con una multa de 1.000 euros, ya que además del vertido en lugar indebido con el agravante de la presencia del cartel de prohibición.

Convivencia

El alcalde de Algaida, Francesc Miralles, se ha mostrado molesto por este hecho y señaló que «estamos cansados de ver cómo hay ciudadanos que no respetan las normas de convivencia, ni muestran ningún respeto hacia el entorno y tampoco tienen ningún concienciación sobre todo lo que se refiere al tratamiento y reciclaje de residuos». Recordar que el Ajuntament ya denunció un vecino que con un camión había hecho un vertido de escombros en el punto verde de Pina.