Previous Next
6

El Ajuntament de Calvià decretó ayer el desalojo de un chalet situado en la calle Ibiza de Santa Ponça, debido al riesgo de derrumbe que presenta esta construcción asentada sobre un acantilado aquejado de desprendimientos de rocas.

En su condición de alcaldesa accidental, Teresa Martorell (PP), confirmó a este diario que a media tarde de ayer firmó un decreto de desalojo y el corte parcial de la calle Ibiza, después de que los técnicos municipales observasen que parte de los cimientos de la vivienda quedaban a la vista debido al drenaje de talud.

Daños en la calle

Según fuentes del Consistorio calvianer , la decisión de cortar la vía pública hay que buscarla en el temor de los técnicos, basado en que el derrumbe de la construcción pudiese ocasionar daños en la calle.

No es la primera vez que alguna de las casas de la calle Ibiza ha tenido que ser desalojada por riesgo de desprendimiento del acantilado sobre el que fueron construidas.

Desde la Policía Local de Calvià informaron de que, hace aproximadamente un año y medio, un chalet vecino al desalojado ayer también tuvo que ser abandonado por sus residentes debido al mismo riesgo que amenaza a la vivienda precintada en las últimas horas.