La discusión sobre la creación de una comisión de investigación dividió al pleno.

3

El Ajuntament de Muro no creará una comisión para investigar el desvío de 200.000 euros de dinero público a una cuenta no autorizada abierta en una entidad bancaria, tal y como instaba PSOE-Entesa. Así se decidió en el último pleno en que cuatro regidores de PSOE-Entesa votaron a favor, cuatro del PP-CDM votaron en contra y tres de UM se abstuvieron. El voto de calidad del alcalde decantó la balanza a favor del equipo de gobierno.

El banco alega que la cuenta corriente «se abrió con el visto bueno de la interventora», pero en el contrato no aparece su firma ni la del secretario ni la de la tesorera ni la de ningún regidor. La interventora explica que dio «permiso verbal para la creación de una cuenta que vencía el 31 de diciembre del 2010, pero la cuenta que se abrió vencía el 31 de mayo del 2011». Según la interventora, «cuando recibimos el contrato y vimos las condiciones lo devolvimos y nadie lo firmó pero el banco la abrió igualmente».

Martí Fornés, alcalde de Muro, aseguró que «todo se debió a un error, que la cuenta está cancelada y el Ajuntament ha recuperado el dinero». El portavoz de UM, Rafel Gelabert, apostó por «cerrar el tema», pero reconoció que «si tengo que abrir una póliza no recurriré a esta entidad».

El PSOE-Entesa aseveró que «si no se actúa es porque el Consistorio tiene algo que esconder» y que «no se puede tolerar que un banco descargue las culpas en un trabajador y que esta entidad salga impune».