Imagen de archivo del muro del mercado cubierto cuando las obras aun no habían acabado. | Marta Medrano

1

El arquitecto que diseñó el edificio del nuevo mercado cubierto, Carles Muro, y el arquitecto municipal de Inca, Óscar Romero, han sido citados a declarar el 14 de enero ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia por la demanda que el Ajuntament d'Inca interpuso en julio de 2008 contra el Consell de Mallorca.

El Consistorio presentó denuncia contra el Consell porque esta última institución no aceptó que el muro del mercado invadiera parte de la calle Born a causa de un «error material» en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), tal y como ha venido defendiendo el Ajuntament.

La sección primera de la Sala de lo Contenciso-Administrativo también ha remitido una carta al alcalde de Inca, Rafel Torres, solicitándole que aporte las pruebas (informes técnicos, etcétera) de la parte demandante antes del 19 de enero.

Historia

El 25 de julio de 2008, en plena polémica por el muro del mercado, el equipo de gobierno de Inca (PP) acordó de urgencia presentar un recurso contencioso-administrativo contra un acuerdo de la Comissió Insular d'Ordenació del Territori, Urbanisme i Patrimoni (organismo de carácter político dependiente del Consell) en el que se rechazaba que en el PGOU se hubiera producido un «error material» en la alineación de la calle Born. Si la Comissió hubiera aceptado la corrección, el muro hubiera quedado legalizado de facto.

Cabe recordar, asimismo, que la Comissió Tècnica (formada por técnicos) también se mostró favorable a no aceptar la enmienda propuesta por eel Ajuntament d'Inca.

La polémica con el muro se desató al conocerse que el nuevo edificio del mercado invadía 2 metros y 20 centímetros de la calle Born. Al intentar legalizar la nueva situación, el Ajuntament alegó que en la redacción del planeamiento urbanístico se había cometido un «error material», pero el Consell rechazó el argumento e instó al Ajuntament a intentar legalizar el muro con una modificación puntual del Plan General. De momento, pues, con el nuevo PGOU sin haber sido aprobado, el muro sigue siendo ilegal. Sin embargo, está previsto que se apruebe a corto o a medio plazo el nuevo PGOU de Inca, el cual sí incluye la actual alineación de la calle Born.

Por otra parte, hay que recordar que la Comissió Insular d'Urbanisme aprobó en mayo de 2008 presentar un recurso contencioso-administrativo precisamente porque el proyecto del nuevo mercado no se ajustaba al planeamiento urbanístico e invadía parte de la calle Born. Los tribunales todavía no se han pronunciado sobre ello.