El pleno aprobó con un informe con objecciones de la interventora realizar el pago. | Gori Vicens

0

El Ajuntament tuvo que hacer efectivo ayer el pago de la sentencia judicial que lo condenaba a indemnizar con 220.000 euros más intereses a la persona que quedó en segundo lugar en la adjudicación de hamacas y sombrillas de Cala Ferrera.

Los hechos se remontan a 2004 cuando el Consistorio adjudicó, por cuatro años, el servicio de hamacas y sombrillas de la playa. Quien quedó segundo en el concurso de explotación, recurrió al considerar que su oferta era mejor.

Condena

Así las cosas, hace unos meses los tribunales le dieron la razón y condenaron al Ajuntament a indemnizarlo con 220.000 euros más intereses. El Consistorio recurrió y ahora el juzgado le ha obligado a pagar cuando ayer finalizaba el límite.

En el pleno del lunes, con un informe con objeciones por parte de la interventora, el PP aprobó hacer este pago y evitar que el alcalde Biel Tauler tenga que pagar una multa de su bolsillo de 600 euros cada 15 días.

Por su parte, el portavoz del PSIB-PSOE, Antoni Nadal, manifestó que «han preferido cometer otra ilegalidad, a que el alcalde pagara 600 euros de multa cada 15 días hasta que el Ajuntament tuviera el crédito suficiente, a principios del año que viene».

El regidor del Bloc, Nicolau Barceló, explicó que «la cosa se ha complicado después de sucesivos errores por parte del PP, y ahora la situación es tan kafkiana que tenemos que pagar con un informe en contra de la interventora porque no están las partidas reglamentarias».

El alcalde Tauler destacó que toda la tramitación se ha llevado a cabo de manera «correcta».