Imagen de los trabajos de restauración del Camí de Solleric. | mserrac

3

En plena polémica por el cierre de caminos públicos, el departament de Medi Ambient del Consell de Mallorca trabaja para recuperar los caminos más antiguos de la Isla. Desde hace un año, trece marger s dedican su labor para la recuperación del Camí de Solleric, vía que se utilizaba antiguamente como principal ruta de conexión del municipio de Alaró con la Serra de Tramuntana. El camino, que forma parte de la Ruta de Pedra en Sec, era utilizado como vía de paso de carros y se dejó de utilizar en los años cincuenta a raíz de la aparición de carreteras que conectaron el municipio con la montaña.

Con el paso de los años, la intensas lluvias y la falta de mantenimiento, el camino se fue degradando progresivamente y se perdió prácticamente el rastro de piedra que hacía característico este camino de herradura. Ahora, el Consell trabaja para reconstruir el empedrado y el sistema de evacuación de agua, rehaciendo las ratlletes, el alcantarillado y las acequias, y antes de actuar con maquinaria se procedió a limpiar la vegetación y los sedimentos que dificultaban el paso.

Buen ritmo
Sebastià Amengual, mestre marger , explica que «la intervención lleva muy buen ritmo» y anuncia que «acabaremos la mejora previsiblemente en el mes de marzo». Amengual asegura que «el trabajo resulta bastante laborioso, ya que el camino se encontraba en mal estado y se ha tenido que recuperar la piedra y purgar la tierra para separarla de las impurezas.

Caterina Amengual, directora insular de Medi Ambient; Joan Simonet, alcalde de Alaró, y Mateu Marcús, portavoz del PSM de Alaró, visitaron el estado de las obras. Amengual explica que «desde hace veinte años el Consell tiene una escuela de margers para ir recuperando progresivamente la identidad de la Isla» y anuncia que el Camí de Solleric conectará en un futuro «la hospedería del Castell d'Alaró con el refugio dels Tossals Verds dentro de la red de refugios del Consell». Joan Simonet, por su parte, confiesa que «la idea de mejorar el camino surgió del Ajuntament d'Alaró, a instancias del portavoz del PSM en el municipio, y ante la imposibilidad de sufragar los gastos que conlleva la actuación decidimos instar al Consell a actuar».

Simonet asevera que «las mejoras de la vías antiguas, como es el caso del camino de Solleric, ayudará a activar la economía y dar vida a los pueblos de montaña, ya que abre nuevas vías para los senderistas y contribuirá a la desestacionalización del turismo balear, planteado básicamente con la oferta de sol y playa».

El alcalde de Alaró insiste en que los senderistas «tienen que respetar en todo momento las normas de convivencia y no enturbiar la vida diaria de las possessions colindantes al camino, como es el caso de la possessió de Solleric, cuyos dueños colaboran con la mejora del camino».