Previous Next
4

«Una red viaria de primera». De ello presume la comarca del Llevant tras la inversión de más de 14 millones de euros que lleva a cabo el Consell de Mallorca en las carreteras del Llevant. Las ventajas son múltiples: mayor seguridad, mejora de los accesos a los núcleos turísticos y enlaces más funcionales además del máximo respeto al territorio. Todo ello revierte en beneficio de los ciudadanos.

Así lo destacaba ayer la presidenta del Consell, Francina Armengol, que visitó las obras que se están desarrollando en la comarca. Se trata de obras muy reivindicadas: la Variante de Son Servera, la reforma de la carretera de Son Servera a Capdepera y de la carretera entre Sant Llorenç y Son Servera. Además, según afirmó el director insular de Carreteres, Antoni Alemany, la semana que viene se licitará la reforma de la carretera que va al Port Vell.

Las autoridades visitaron la zona donde se está desarrollando la variante. El punto de encuentro fue en el Pont del Satrí . Además de las autoridades insulares, el acto contó con el alcalde de Son Servera, Antoni Servera, además de los representantes de los ayuntamientos de Sant Llorenç y Capdepera.

Proyectos

Las autoridades comprobaron in situ el desarrollo de esta infraestructura viaria que es una demanda histórica de los vecinos y que en el mes de marzo será una realidad. La obra, incluida en el convenio de carreteras, ya se ha ejecutado en un 80%. El presupuesto total es de 10,4 millones de euros.

La variante conectará las dos carreteras que articulan el tránsito a ambos lados del pueblo. Por una parte en el litoral, la carretera de Porto Cristo a Son Servera y en el lado interior la carretera general que va de Palma a Manacor y Sant Llorenç y que se dirige hasta Capdepera. La conexión de los dos ejes servirá para desviar el tránsito de paso del núcleo de la localidad.

Respeto a la reforma de la carretera de Son Servera a Capdepera, se ha mejorado la seguridad viaria. Por una parte se ha reforzado el firme que había y que tenía más de 20 años de antigüedad con lo cual estaba muy desgastado. El coste ha sido de 1,4 millones con un plazo de ejecución de un año.

Con respecto al otro proyecto, la actuación que se lleva a cabo en la carretera de Sant Llorenç a Son Servera consiste en un refuerzo del firme, con un saneamiento de las obras en mal estado y el proyecto se ha adjudicado por un total de 900.000 euros.

Por último, otra de las actuaciones será el acceso al Port Vell, un ramal de la carretera de Son Servera a Capdepera, en el que se invertirán 3 millones de euros. Actualmente se trata de una vía estrecha de cinco metros de anchura y pasará a tener diez metros según los parámetros de seguridad y confort para la circulación marcados por el Consell.