2

El Grupo Municipal del PSM se ha opuesto a que el Ajuntament de Sa Pobla, a propuesta del PSOE, dedique una calle a un antiguo jefe y médico de la Falange local, Bartomeu Siquier, al señalar que es una iniciativa «precipitada» y «con poca fortuna» porque en el municipio cuentan con personalidades «muy destacadas» que dan renombre al pueblo en los Países Catalanes.

Así lo ha manifestado el grupo municipal nacionalista en un comunicado donde, además, ha apuntado que esta propuesta, por parte del regidor del PSOE, Lluís Socías, la ha recibido con «gran sorpresa» y de forma «inesperada», a pesar de que no tienen como objeto crear polémica en torno a los méritos del médico de la Falange.

Del mismo modo, el PSM ha apostillado que Sa Pobla cuenta con personalidades de renombre en diferentes ámbitos como la música, las letras o los deportes, incluso, algunos «son personajes vivos que deberían ser reconocidos», ha precisado.

En cualquier caso, «estos tipos de propuestas deberían ser consensuados previamente justamente para evitar polémicas», han zanjado los nacionalistas.

Noticias relacionadas

Por otra parte, el PSM ha acusado al equipo de gobierno, formado por PSOE y IXSP, de haber adjudicado «a dedo» el proyecto y las obras del nuevo cementerio municipal, «sin pasar los controles de la Ley de Contractos del Sector Público».

Además, el grupo municipal nacionalista ha criticado a PSOE y IXSP, por haber llevado a cabo una gestión «opaca» en torno a esta misma cuestión.

En este sentido, la principal queja del PSM parte de que las obras del camposanto debían haber pasado los controles de la ley porque, de lo contrario, no hay ninguna manera de acreditar que los 960.000 euros que ha costado, se han destinado íntegramente al cementerio.

Por último, los nacionalistas han pedido que se retire el crucifijo de más de dos metros de altura, que preside el salón de actos del tanatorio, al considerar que éste «tiene que ser para uso de todos» puesto que se vive en un Estado «aconfesional». De esta manera, sería una sala «pluriconfensional», tal y como dijo el alcalde de Sa Pobla, Joan Comes, el día de su inauguración.