Imagen aérea de la zona afectada por los corrimientos de tierra en Costa de'n Blanes. | CAIB / MICHELS

1

El departamento de Urbanismo del Ajuntament de Calvià que dirige la teniente de alcalde Teresa Martorell (PP), ha adjudicado al Centro Internacional de Métodos Numéricos en Ingeniería (CIMNE) la redacción de un estudio y posterior proyecto que tiene por objeto la estabilización de los corrimientos de tierra detectados en la parte alta de Costa de'n Blanes que obligaron al desalojo de siete chalets.

El CIMNE es un organismo autónomo consorciado de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) y la Generalitat catalana. El estudio y el proyecto a ejecutar en Costa de'n Blanes se realizará bajo la dirección del doctor Eduardo Alonso Pérez de Àgreda, catedrático del departamento de Ingeniería del Terreno de la UPC.

Plazos
Según informaron ayer fuentes del Ajuntament de Calvià, el CIMNE a fijado un plazo de dos meses «para llevar a cabo trabajos de reconocimiento de campo, realización de sondeos en la zona afectada y análisis de laboratorio, así como para la presentación de un estudio de alternativas y propuestas de medidas provisionales que podrían ejecutarse en la parte alta de Costa de'n Blanes». «Posteriormente», añaden desde Calvià, «la administración municipal dispondrá de 30 días para aceptar o no el estudio presentado sobre la estabilización y recuperación del terreno afectado».

Cabe recordar que, tal y como adelantó Ultima Hora en su edición del pasado 26 de agosto, El Ajuntament de Calvià ordenó el desalojo de siete chalets de lujo de la parte alta de Costa de'n Blanes por riesgo de corrimiento de las tierras que conforman el talud sobre las que se levantan estas viviendas pertenecientes al complejo residencial Mediterráneo.

También se procedió al precinto de varias zonas comunitarias y al corte de un tramo de la calle Santa Lavinia a su paso por la urbanización en cuestión.