La portavoz del PP, Maria Caldentey, arremetió ayer contra el alcalde Ribot.

5

Revuelo político en el Ajuntament entre el Partido Popular y el alcalde de Unió Mallorquina, Joan Ribot. La portavoz 'popular', Maria Caldentey, avisó ayer al primer edil en el pleno de la futura denuncia en los juzgados por «irregularidades de forma, contenido y plazo en la convocatoria de dos comisiones de cuentas y un pleno» de ayer.

Caldentey manifestó la «ilegalidad» de la sesión y de las dos comisiones de cuentas de la mañana de ayer en las que se informó de la aprobación de las cuentas anuales de 2008 y de la aprobación del presupuesto general de 2010. Por este motivo, la formación conservadora no ocupó sus sillas en el pleno de ayer, sino que la portavoz, de pie, cuestionó la gestión municipal e informó de la denuncia en los tribunales. « Aquí s'ha acabat el bròquil », sentenció Caldentey antes de abandonar la sala.

Impugnación

«He presentado tres escritos impugnando la celebración de las comisiones y del pleno ya que no se han convocado en un plazo mínimo de 48 horas y no se ha entregado la documentación pertinente», explicó Maria Caldentey. Además, la portavoz añadió que «cuando pedí al secretario la documentación se rió en mi cara y me dijo que no me podía pasar copias».

Así, Caldentey manifestó que «el alcalde incurre en un grave delito y como no se han anulado ni las comisiones ni el pleno, interpondremos un recurso contencioso administrativo».

Por su parte, el alcalde aclaró que «la notificación de los actos viene marcada por ley por 48 horas y se hizo con 72 horas de antelación». Además, el primer edil señaló que «la señora Caldentey pudo consultar la documentación de 300 páginas en las oficinas municipales pero no pueden salir de las instalaciones. El secretario le dijo que en aquel momento no era posible hacer las copias aunque después se entregaron al concejal popular Jaume Curient porque ella estaba en Palma».

La primera vara del Ajuntament d'Ariany subrayó que «no entiendo la actitud del Partido Popular cuando hace dos años que no vienen a los plenos». «Sólo encuentro dos soluciones: o hay problemas psicológicos o la oposición quiere paralizar la gestión municipal».

Sin embargo, el equipo de gobierno aprobó ayer las cuentas anuales de 2008 y los presupuestos municipales del año 2010, que ascienden a la cantidad de 826.830 euros, alrededor de un 30% menos que en el ejercicio de 2009.