0

El elevado aumento de habitantes a la zona costera de sa Ràpita especialmente en los meses de verano ya hacía imprescindible la creación de un gran parque verde para absorber con garantías los desechos que la población provoca. Por este motivo, el Ajuntament de Campos decidió construir un espacio para el reciclaje y las basuras junto al deslinde con el municipio de Llucmajor, precisamente en una parcela que en los planos estaba pintada como zona de servicios y equipamientos.

Y, según señala el alcalde del municipio de Campos, Joan Juan, «lo que hicimos fue buscar un espacio que tuviera una serie de condiciones, los metros que requería la normativa, que no fuera suelo rústico y que asegurara que tuviéramos todas las garantías posibles». En base a estos requisitos, el Ajuntament de Campos eligió un solar que formaba parte de la urbanización del Tancat y que estaba pensado para ubicar una depuradora.

Quejas

En la zona costera de sa Ràpita los meses de invierno, según el Ajuntament, viven entre 400 y 600 vecinos una población que durante el verano aumenta hasta los 4.000 o 5.000 habitantes, provocando como señala el alcalde que «se desborde la recogida de basuras y especialmente los restos de podas». Ahora con este nuevo espacio todos estos desechos tendrán un correcto tratamiento.

Juan señala que «algunos vecinos próximos añ solar han mostrado su malestar por la ubicación de este espacio de recogida selectiva, pero el error fue en la decisión tomada hace veinte años de dejar ubicar una depuradora junto a las casas, ahora creo que un espacio de estas características con una persona encargada y cámaras de seguridad y todo cercado, no será ningún nido de suciedad».

Los vecinos reclaman la reconversiçon en una zona verde, pero el Ajuntament señala que nunca ha sido pintado en la normativa con esta categoría y que tenía que acoger una depuradora.