El proyecto de restitución supera el millón de euros. | Juan Mestre

5

El camino que conduce al santuario de Consolación fue ayer tema principal de discusión durante el pleno del Ajuntament, después de que el pasado agosto se aprobara el proyecto definitivo de las obras. Hay que recordar que la vía se desplomó en agosto de 2007 por la actividad extractiva de la pedrera de Sa Creu, que operaba sin licencia de actividades.

Ahora, la restitución del tramo está pendiente de los avales que tiene que depositar la propiedad de la gravera.

No obstante, el portavoz socialista, en la oposición, Jesús Núñez, manifestó que «tenemos la certeza que el camino no es de titularidad pública porque existe el documento del Obispado de Mallorca que certifica que desde tiempos inmemoriales les pertenece según las delimitaciones hechas en el año 1934 ante notario».

Por su parte, el alcalde, Miquel Vidal (PP), contestó que «nadie estaría más contento que yo si este camino fuera privado, pero según nuestros documentos es de titularidad pública y municipal. Lo único que queremos es arreglarlo para que la gente pueda ir, como siempre, a Consolació».

Asimismo, el primer edil reconoció que «tanto si es privado como público, el Ajuntament tiene que aprobar el proyecto de las obras y así lo hemos hecho».

Cuentas aprobadas

Por otra parte, el equipo de gobierno 'popular' aprobó inicialmente el presupuesto para el 2011 que alcanza los 17.200.000 euros. Vidal aseveró que «se trata de unas cuentas austeras y ajustadas, en las que no aumentamos ningún impuesto ni generamos deuda».

El portavoz socialista, por su parte, calificó dichas cuentas como «una hoja en blanco».