Previous Next

La tónica general en los ayuntamientos de las diferentes comarcas que componen la Part Forana de Mallorca era el de poco ambiente huelguista y previsiones de poca incidencia.

En los ayuntamientos de la comarca de Manacor ayer no se respiraba todavía un ambiente de huelga general. Pocos eran los carteles que animaban a la población a sumarse a esta protesta que según las previsiones será muy tímida.

Los sindicatos, desde sus delegaciones en Manacor, estaban ayer preparando grupos de trabajo y piquetes para conseguir que la participación fuera elevada. Los representantes sindicales no se aventuraron a hacer ninguna previsión porque tenían la esperanza de que a última hora se decidiera participar más gente.

Comercios

En el caso de los pequeños comercios de la zona de Manacor, serán pocos los que cierren, al igual que los grandes establecimientos, sobre todo los de alimentación. Los piquetes ya tienen un calendario y habrá en el hospital o en la plaza Ramón Llull.

En cuanto a las sedes consistoriales de los municipios de la zona metropolitana de Palma (Llucmajor, Marratxí, Andratx y Calvià), el ambiente huelguista era ayer prácticamente nulo y la expectativas de huelga, escasas. Sobre todo en Llucmajor, que hoy es fiesta local. De hecho, algunos sindicalistas reconocieron ayer a este diario que la huelga de hoy tendrá escaso seguimiento en las dependencias municipales e incluso algunos de estos agentes sindicales ya anuncian que acudirán hoy a sus puestos de trabajo. En lo tocante a los pequeños comercios, éstos abrirán sus puertas un poco más tarde para evitar a los piquetes. La huelga podría tener más incidencia en los grandes hoteles de Magaluf, Camp de Mar y s'Arenal -donde los sindicatos han ejercido mayor presión en los últimos días- y en la empresa municipal Calvià 2000.

En la comarca de Inca los sindicatos UGT y CCOO tenían previsto concentrarse a primera hora de la mañana junto a las vías del tren para desplazarse hacia el Ajuntament y finalizar la concentración en la plaza Mallorca. Los sindicatos no pudieron concretar las cifras de seguimiento que se harán públicas hoy aunque la previsión es de que algunas fábricas de calzado no abran sus puertas.

En Alcúdia, Pollença y Can Picafort los sindicatos preveían concentraciones en hoteles y paradas de taxis desde primera hora con numerosos piquetes. Los hoteleros creen que pocos trabajadores de la hostelería harán huelga aunque manifestaron su preocupación por la imagen de cara al turismo y los posibles problemas de transporte.