El Teatre Principal de Inca no será reformado, por ahora. El alcalde, Rafel Torres, hizo público ayer que el Govern y el Consell de Mallorca (las otras dos administraciones que integran el patronato de la Fundación Teatro Principal, a parte del Ajuntament d'Inca) le han comunicado que «no hay dinero» y que, por lo tanto, «la reforma no se hará».


Torres anunció también que el Ajuntament no ejecutará el préstamo que concertó con la finalidad de financiar la reforma y que procederá a cancelarlo. En este sentido, hay que recordar que el anterior alcalde de Inca, Pere Rotger, ordenó hace medio año solicitar un crédito una de las condiciones del cual daba derecho al Consistorio a cancelarlo en caso de que la remodelación se descartara, tal y como finalmente ha sucedido.


Proxima legislatura


Pese a que Torres no se refirió a ello explícitamente, fuentes municipales aseguraron que el proyecto quedará aparcado «como mínimo hasta la siguiente legislatura».


La renuncia a reformar el teatro supone también la pérdida de la subvención por valor de un millón de euros provenientes de la Unión Europea que había tramitado la Conselleria de Comerç i Indústria. El director general de Fons Europeus, Jaume Garau, afirmó, sin embargo, que este dinero «se aprovechará para otras inversiones» en las Illes Balears.


La reforma del Teatre Principal estaba presupuestada en unos ocho millones de euros. Descontando el millón que había comprometido la Conselleria de Comerç, el Govern, el Consell y el Ajutnament d'Inca, debían poner otros 2,34 millones cada administración. Sin embargo, el Govern nunca confirmó abiertamente que pondría su parte.


Partes


El Ajuntament y el Consell, por su parte, proclamaron que cumplirían con su parte «siempre que las otras administraciones presentes en el patronato hagan lo mismo».