Previous Next
5

La Direcció General d'Emergències del Govern de les Illes Balears ha tomado cartas en el asunto referente a los derrumbes de la canaleta de Massanella con el objetivo de encontrar soluciones a los problemas de seguridad que presenta este elemento histórico, que hace pocos días volvió sufrir varios desprendimientos de rocas, según informó ayer el gobierno balear en un comunicado.

Así, en una reunión a varias partes entre Emergències, los departamentos de Medi Ambient y Patrimoni del Consell de Mallorca, el Ajuntament de Mancor de la Vall, Espais de Natura Balear y la propiedad de la finca por donde transcurre la canaleta, se acordó «la prohibición del paso a los excursionistas por el tramo afectado por los desprendimientos».

De hecho, Emergències se ha comprometido a instalar cadenas en los próximos días cerrando el paso a los excursionistas, así como a actualizar los rótulos informativos de peligro, ubicados desde el pasado mes cuando se detectaron los primeros desplomes por las intensas lluvias del invierno, que dejaron la canaleta suspendida en el aire.

Noticias relacionadas

Entonces, el Ajuntament de Mancor de la Vall ya pidió ayuda al Consell de Mallorca para evitar caídas de excursionistas por el barranco, de cincuenta metros, al tratarse de una excursión muy popular en la zona, que responde al trayecto entre Mancor de la Vall y la Font del Prat, previsiblemente cerrado hasta la rehabilitación del elemento histórico.

Por otra parte, las administraciones implicadas se han comprometido a buscar una fórmula para financiar las obras de mejora. Aunque el mantenimiento de la canaleta corresponde al municipio de Mancor, el Ajuntament no puede asumir el coste de esta intervención. El alcalde, Bernadí Coll, explicó ayer que la institución insular debería hacerse cargo de los gastos con una partida urgente ya que «se trata de la canaleta de Massanella, un elemento histórico, y de una excursión emblemática para los turistas y vecinos».

Además, Coll sentenció que «no entiendo que haya tanta poca sensibilidad y pasividad para restaurar la canaleta, que costaría cerca de 12.000 euros».

Mientras tanto, Emergències ha ofrecido su helicóptero para trasladar material y reducir el tiempo de duración de los trabajos atendiendo a su carácter preventivo. Desde el ejecutivo balear, trasladaron también un mensaje para que los excursionistas tomen conciencia y no utilicen esta vía, en la que se han detectado nuevos desprendimientos de rocas.