El 26 de junio pasado se desplomó parte del muro que rodea la plaza. | M. Poquet

7

La junta de gobierno de Inca concedió el pasado 30 de junio la licencia de actividad necesaria para que se pueda celebrar la ya tradicional corrida de toros de las fiestas de San Abdón y San Senén, a finales de julio. La licencia se concedió sólo un día después de que la propiedad de la plaza la solicitara.

También el 30 junio, la Societat Protectora d'Animals i Plantes registró un escrito en el que pedía al Consistorio que realizara una «estudio de fiabilidad» de la estructura del muro de la plaza que garantizara la seguridad de los espectadores antes de proceder a conceder el permiso. Dicha petición la motiva el desplome de una parte del muro que rodea el recinto, hace poco más de una semana.

El alcalde, Rafel Torres, explicó en este sentido que esta pared es perimetral y que no afecta a la estructura de la plaza en si. Torres detalló igualmente que la propiedad ha corregido las deficiencias que pudiera haber y que los técnicos municipales han informado favorablemente para conceder la licencia.