0

El Ajuntament de Artà ya ha puesto en marcha una serie de actuaciones, previstas dentro del ambicioso Pla de Turismo 2009/2011, de cara a captar visitantes y promocionar el municipio en el exterior. El objetivo es crear un nuevo producto turístico de calidad a partir del patrimonio cultural e histórico y también aprovechando los recursos naturales del municipio. Se ha empezado a trabajar en una tarjeta de fidelización turística que aglutinará en un precio único toda la oferta que hay en el municipio. Con este documento, que se podrá comprar en los comercios que se quieran adherir, se podrá visitar todos aquellos monumentos o espacios atractivos como pueda ser ses Païsses, el Museo Regional, la parroquia, Bellpuig o también Casals privados. Así lo explicó, el regidor de Turismo, Bartomeu Gili. «Hemos puesto en marcha una serie de actuaciones vinculadas al turismo y al Patrimonio con la intención de potenciar el desarrollo económico y social del municipio, siempre de forma compatible con la protección de nuestros recursos».
Inversión

Se invierte 48.000 euros en la creación de la tarjeta. El punto de partida será la estación que es donde confluyen los visitantes. Se invertirán 400.000 euros para mejorar el recinto adaptándolo a las nuevas tecnologías. Se incluyen rutas urbanas y visitas al Parc Natural.

También ya se está trabajando en la mejora de la estética del pueblo y del casco antiguo. Por esto se hará una nueva señalización integral del municipio con un diseño que unifique todos los carteles.