1

El Ajuntament está pendiente del último plazo legal de calendario para elaborar un decreto de Alcaldía que presumiblemente paralizará la labor de una planta de aglomerado asfáltico que fue abierta hace años con la única finalidad de suministrar materiales de construcción a la autopista Palma-Llucmajor.
Fuentes de la municipalidad confirmaron ayer a Ultima Hora que se ha llevado a término un expediente de infracción urbanística, abierto en su día a consecuencia de la inspección habitual que lleva a cabo la Policía Local de Llucmajor en su término municipal, a resultas del cual la planta no acredita su razón de ser tras la finalización de la autopista.
Precintado
La planta de aglomerado asfáltico, erigida en su momento con una autorización especial de las administraciones insular y autonómica para proporcionar material a la construcción de la citada autovía, dejó de tener sentido en opinión de los técnicos del Ajuntament de Llucmajor cuando finalizó la obra, y una vez detectada la situación presuntamente irregular se requirió a la empresa para que acreditase la legalidad de sus actividades, un trámite que al presente no ha cumplido según fuentes del Consistorio.
A comienzos de la próxima semana, y de no aparecer por parte de la empresa una documentación que justifique sus actividades en el término municipal, la Alcaldía emitirá decreto de paralización, y de no ser atendido el mismo procederá al precintado de la instalación.
Se trata de una planta de elaboración o transformación de elementos asfálticos instalada junto a la autovía Palma-Llucmajor, en una superficie de aproximadamente 34.000 metros cuadrados de terreno calificado como suelo rústico general y colindante con otras parcelas calificadas como rústico forestal.