Los primeros clientes empezaron a ocupar ayer las mesas de la terraza del hotel. | Miquel Serra

0

El hotel Sis Pins abrió ayer sus puertas al público y puso así punto y final a dos meses llenos de incertidumbre sobre el futuro de los trabajadores y del hotel después que se hiciera público la quiebra del touroperador Globe Spam quien en el 2000 lo adquirió. La compra del hotel por parte de unos inversores británicos ha permitido que el establecimiento turístico pueda abrir las puertas como hace cada año desde el 1952.

La de ayer fue una jornada muy tranquila dónde los primeros clientes sólo ocuparon las mesas del bar y del restaurante del hotel. «Por el momento no tenemos ninguna reserva pero estamos trabajando para hacernos un lugar ya que no tenemos ningún touroperador que nos apoye» explica Mateu Bibiloni, director del hotel Sis Pins. Para ello han puesto en marcha una intensa campaña vía internet y se han abierto a nuevos mercados, ya que sólo trabajaban con el británico. Bibiloni asegura «ser consciente que este año no habrá beneficios, nuestro objetivo es abrirnos paso progresivamente y obtener unos ingresos equivalentes a los gastos que producimos».