0

Ampliaciones e inauguraciones de centros escolares fueron protagonistas ayer en la agenda del president Fancesc Antich, que visitó los municipios de Algaida y Puigpunyent donde se han realizado actuaciones en materia educativa.
«Ya era hora!», exclamaron algunos padres cuando hace unas semanas vieron los primeros movimientos de tierra para iniciar la ampliación y reforma de la escuela Pare Bartomeu Pou de Algaida. Y es que hacía años que el Ampa del colegio recogía firmas para este proyecto de ampliación.
Dos viejos alumnos del Bartomeu Pou, el President del Govern, Francesc Antich, y el alcalde de Algaida, Francesc Miralles, con el conseller d'Educació, Bartomeu Llinàs, oficializaron el inicio de las obras con la primera piedra.
Estas obras, que se realizan en la parte posterior del edificio actual, supondrán crear 12 aulas con 125 nuevas plazas, además de nuevos espacios más amplios y modernos.
Satisfacción
Tanto Antich como Miralles en sus parlamentos remarcaron la importancia de esta inversión en estos momentos de dificultad y Miralles agradeció el esfuerzo de padres, madres y profesores que junto a la conselleria han trabajado para que esta «deseada reforma se convierta en una realidad».
Por otra parte, el president también inauguró ayer el colegio público de Educación Infantil y Primária Puig de na Fàtima de Puigpunyent.
La puesta en marcha del nuevo colegio, que tiene una capacidad para unos 225 alumnos, substituirá a la antigua escuela e incrementa en 75 las nuevas plazas escolares.
Antich manifestó que el Govern «ha realizado un esfuerzo en materia de educación».