Ropa ecológica, terapias naturales, materiales de bioconstrucción, energías renovables... llenaron de sostenibilidad la plaza de Ramón Llull de Manacor durante la mañana de ayer. La II Fira d'Empreses Ecològiques fue todo un éxito. Con una amplía y variada oferta, los vecinos se pasearon y hicieron una apuesta decidida por el medioambiente. El recinto acogió un total de 27 stands que dieron a conocer sus productos. El presidente de la Associació de Professionals y Empresaris Ecologistes de Balears, Jaume Rivera, explicó que «participan todas aquellas empresas que de una manera u otras sus productos apuestan por el medioambiente. El objetivo de este evento, organizado por el Ajuntament, es mostrar a los visitantes que cuando se habla de productos ecológicos no sólo se refiere a la alimentación sino que hay otros muchos sectores». Entre las novedades destacó la nanotecnología aplicada al ahorro energético. Se trata de un sistema diseñado para optimizar los motores de combustión interna reduciendo los niveles de contaminación. Se aplica a vehículos o a maquinaria. Todo el sector de la cosmética, la decoración o la bisutería estuvo presente. Hubo un espacio de entretenimiento infantil con talleres didácticos relacionados con el medio ambiente y el reciclaje.