Cientos de personas se acercaron hasta Sineu. | Miquel Serra

Sineu se ha convertido durante la jornada de hoy en el centro del mundo rural con motivo de la celebración de la tradicional Fira de Sant Marc, una cita ineludible para los amantes de la agricultura y la ganadería. Desde primera hora la plaza des Fossar y las calles colindantes lucían repletas de gente ávida de ver las últimas novedades en maquinaria agrícola y la gran exposición animal. Y es que la Fira de Sineu, la más antigua de la isla, puede presumir de contar con un amplio expositor de animales, ya que los visitantes pudieron encontrar ovejas, mulas, cerdos, caballos, asnos, gallinas y diferentes ejemplares de raza autóctona. Una de las actividades que más llamó la atención fue la muestra de tondre, que diferentes especialistas llevaron a cabo en directo. Por primera vez, la asociación de empresarios de Sineu participó en la feria y construyó una instalación laberíntica que en su interior promocionaba las 250 empresas del municipio.