Antonio Calafell (primero por la izquierda) en una intervención en pleno del Ajutament d'Andratx.

2

El camino de primera línea del mar de Cala Morlanda siempre ha sido objeto polémica entre el Ajuntament y un vecino que reclama su propiedad. Este hecho ha provocado episodios surrealistas y disputas vecinales. Episodios que, por ejemplo, dejaron en el aire este tramo dentro del proyecto de paseo por el litoral entre el núcleo de s'Illot y Cala Morlanda.
El Ajuntament de Manacor, por unanimidad, iniciará la recuperación de este tramo después de que el vecino en cuestión utilizara el tiempo de estudio sobre la propiedad de este vial para realizar obras presuntamente ilegales.
El Govern balear, ante las protestas y las posiciones contrarias entre el vecino en cuestión y el proyecto que se consensuó con la llegada del conseller Miquel Àngel Grimalt a Medi Ambient, decidió dejar en el aire este tramo de obra, a la espera que se aclarase, de manera definitiva, el conflicto que hay sobre la supuesta titularidad privada del trazado actual de la Ronda del Matí a la altura del oratorio y la ribera de la mar.
El grupo municipal PSM+Esquerra+Verds, promotor de la iniciativa de recuperación, denunció que durante el periodo de espera y estudio sobre la propiedad del camino, el vecino ha aprovechado para realizar obras presuntamente ilegales, impidiendo el paso rodado por la calle grafiada como Ronda del Matí. Unas obras que ponen en grave peligro la seguridad vial y el tráfico de vehículos de emergencia y de servicio público en caso de accidente.
Ante esta situación, todos los partidos políticos apuestan por el restablecimiento de la legalidad y la seguridad en la zona, eliminando los impedimentos que el vecino ha creado. Los servicios jurídicos emitirán en un máximo de 10 días un informe detallado de la propiedad, derechos y usos vigentes del primer tramo de la Ronda del Matí y de a la calle Gavina.
Según sea el resultado del informo técnico, se procederá a la expropiación o indemnización a los afectados en el mínimo tiempo posible. Una vez arreglada la situación, las administraciones pertinentes integrarán este tramo en el paseo marítimo de s'Illot a Cala Morlanda con un uso es exclusivo para peatones y con ACIRE con el mínimo impacto.