0

Las obras para convertir el convento de las monjas franciscanas de Costitx en un centro de formación ocupacional ya han comenzado y se prevé que finalicen en junio de este año, cuatro meses antes del plazo fijado por la Unión Europea, que subvencionó la compra del recinto. La reforma se adjudicó a la empresa Mulet Campins por un importe de 225.000 euros.
El objetivo del Ajuntament es habilitar el edificio como centro docente, donde se impartirán talleres ocupacionales y cursos de formación. En este sentido, la escuela vieja de Costitx ya acoge dos cursos que al finalizar las obras se impartirán en el convento: uno de técnico sociosanitario y otro de auxiliar de cuidados y asistencia domiciliaria a personas mayores. El alcalde de la localidad, Antoni Salas, resaltó la proximidad del centro de día -anexo al convento-, lo que permitirá a los estudiantes realizar prácticas e interactuar con las personas mayores que residen en él.
El Ajuntament adquirió el convento en octubre 2008 por 320.000 euros. De éstos, la mitad los aportó la Unión Europea con la condiciones de que el centro comenzara a funcionar antes de dos años.