Los vecinos de Campanet sufren desde hace algunos años cortes constantes en el suministro de agua municipal debido a las deficiencias que presenta la principal tubería que distribuye agua potable en el casco urbano y en la zona rústica del municipio. Algunos vecinos denuncian que han llegado a estar «más de veinticinco horas sin servicio de agua» y que «la media del corte del suministro se produce cada tres semanas».
Con el objetivo de poner fin a unas problemas que algunos habitantes del municipio califican como «históricos» el Consistorio campaneter se ha comprometido «a reponer el tramo de la tubería general que presenta roturas». Para realizar esta mejora el Ajuntament invertirá 110.817 euros procedentes del Fondo estatal de inversión local del 2010, convirtiéndose así en la apuesta más importante que Campanet realizará este año.
Actuación
El alcalde del municipio, Joan Amengual (PSOE), asegura que «las obras de mejora se iniciarán en el tramo de la canalización municipal que dispone de deficiencias, que se encuentra en la zona conocida como Son Estrany». Según Amengual, «las obras de mejora ya están presupuestadas y aprobadas» por el pleno del Ajuntament por lo que su inicio se prevé sea «inminente».
La tubería municipal que conecta los pozos de agua potable situados en las proximidades de las Coves de Campanet con el pueblo, data de los años setenta y ya había ocasionado con anterioridad problemas en el municipio. En el año 2004, el Consistorio campaneter en manos del nacionalista Francesc Aguiló, hizo pública la voluntad de mejorar la canalización municipal de agua a través de la instalación de válvulas reductoras de presión y retención y de tubos de extracción de aire.
Las obras de mejora en el servicio de agua potable del municipio se convertirán en la primera acción dirigida por Joan Amengual, nuevo alcalde campaneter desde el pasado 30 de enero, cuando sustituyó a Francesc Morell (PSM) tal como establece el pacto de gobierno que firmaron al inicio de la legislatura.