Vivienda en construcción.

La recaudación del Ajuntament d'Inca en concepto de tasas e impuestos sobre la construcción se ha reducido drásticamente en sólo dos años, y las previsiones para el presente ejercicio es que baje todavía más. De los 1,62 millones de euros que el Consistorio ingresó en 2007 se ha pasado a sólo 550.000 euros en 2009.
Los ayuntamientos mantienen dos tipos de tributos relativos a la construcción: el llamado ICO (Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras), que grava el 3 por ciento del valor de las obras, y la tasa de la licencia de obras, que grava el uno por ciento. Según los datos facilitados por el Ajuntament d'Inca, las arcas municipales ingresaron 1,26 millones en concepto de ICO en 2007. Esta cantidad se vio reducida a sólo 660.000 euros en 2008, y en los primeros seis meses de 2009 sólo se ingresaron 216.000. Las cifras relativas a la tasa de la licencia de obras no distan mucho de las anteriores: 353.000 euros en 2007, 241.000 en 2008 y 82.000 en el primer semestre de 2009.

Previsiones
Las previsiones para 2010 no son alentadoras. En este sentido, los presupuestos municipales -aprobados de forma inicial el pasado viernes- prevén unos ingresos de 400.000 euros en concepto de ICO y 200.000 por tasas de licencias. Es decir, para 2010 se prevé recaudar 1,4 millones de euros menos que en 2007, 750.000 euros menos que en 2008 y otros 200.000 euros menos que en 2009. A ello, hay que añadirle que, en los tres años anteriores, el Ajuntament siempre terminó por recaudar menos de lo inicialmente presupuestado.
El concejal de Urbanisme, Bartomeu Seguí, calificó las previsiones para 2010 de «tristes», pero «ajustadas a la realidad». Seguí recordó además que «en 2010 se iniciarán dos obras que aportarán una elevada cantidad de dinero al Consistorio: la construcción del gasoducto, que atravesará el término municipal de Inca, y la reforma del Teatre Principal. Sobre esta última infraestructura, el Ajuntament prevé unos ingresos de 200.000 euros en concepto de tasas e impuestos (esto es un tercio de los 600.000 euros presupuestados para todas las demás obras).


Menos inversión

Los datos sobre ICO y licencias también permiten conocer el valor de las obras ejecutadas en Inca en los últimos años. En 2007, la inversión en el sector de la construcción se situó por encima de los 40 millones de euros. El año siguiente esta cantidad se redujo hasta los 22 millones y medio y, durante los seis primeros meses de 2009, la construcción sólo movió seis millones de euros.