El proyecto prevé la sustitución de todo el pavimento de la plaza y el arreglo de la fuente. | G. ALOMAR

La reforma integral de la Plaça d’Espanya comenzará en las primeras semanas de enero de 2023, una vez pasada la Navidad y se hayan retirado las casetas del mercado instalado allí para las fiestas ya que «los trabajos no pueden esperar más» según confirmó la responsable d’Infraestructures del Ajuntament de Palma, Angélica Pastor.

Actualmente, destacó la regidora, sólo queda que se adjudique el proyecto, ya redactado y planificado, y que el acuerdo pase por Junta de Govern tras lo que se abrirá el periodo de alegaciones, estimado en un mes. Todo este proceso se ha reactivado estos días para comenzar unas obras que se han ido retrasando a petición de las asociaciones de comerciantes de la zona.

En un principio, la reforma integral de la Plaça d’Espanya, que se hará por fases para evitar molestias a los ciudadanos, estaba previsto que comenzara en el mes de septiembre y, para ello, ya se estudió trasladar el mercadillo de Navidad que se instala allí cada año a otra ubicación. En aquel momento se planteó la posibilidad de desplazarlo a la calle Nuredduna, cuyo eje cívico ya estaría inaugurado en fiestas, pero, finalmente, el Consistorio decidió aplazarlo atendiendo al argumento comercial.

De hecho, esta circunstancia provocó un enfrentamiento interno entre el entonces regidor de Promoció Econòmica, el podemita Rodrigo Romero, que se alineó con los asociaciones, y el grupo socialista, que terminó cediendo y retrasando los trabajos. A partir de ese momento los diferentes departamentos implicados comenzaron a a coordinarse con la fecha de enero como punto de partida.

La regiduria de Participació Ciutadana, por ejemplo, ya programó los próximos conciertos de la Revetla de Sant Sebastià sin incluir ninguno en la plaza, a diferencia de los años anteriores, y desplazando la tradicional actuación musical a otra ubicación.

Los trabajos también han sido coordinados con la empresa Emaya ya que, aprovechando las obras, se reforzará la línea de alcantarillas y se ampliará la superficie de recogida. También está previsto ampliar la red de pluviales de las calles cercanas y se renovarán 381 metros de conducciones de tuberías y 850 metros lineales de la red de abastecimiento de agua potable, con las correspondientes acometidas.

El apunte

Unas obras que durarán quince meses y que tendrán un coste de 3 millones de euros

La reforma integral de la plaza es uno de los proyectos estrella del área d’Infraestructures para esta legislatura. La actuación tendrá un plazo de ejecución de unos 15 meses y cuenta con un presupuesto de tres millones de euros para renovar 8.100 metros cuadrados de pavimento. La idea es, según fuentes de la regiduria, sustituir las actuales baldosas de pizarra por otras de hormigón prensado más resistentes y que no resbalan. La obra, igualmente, prevé el acondicionamiento, demolición y nueva construcción, de la fuente del Rei Jaume I además de la renovación del mobiliario urbano y el arreglo de los parterres del espacio. El proyecto contempla también mantener el carril bici de la zona aunque está previsto mejorar y arreglar el recorrido y pintarlo de nuevo,