En el centro de la image, el alcalde de Palma, José Hila.

El Ajuntament de Palma ha presentado este martes el balance de las tres campañas de bonos descuento de Palma Activa gracias a las cuales los pequeños comercios de Ciutat han facturado un total de 10.5 millones de euros. En las tres convocatorias se han cambiado un total de 157.000 vales y han supuesto tres millones de euros de ayuda directa al sector.

En la primera convocatoria de los bonos, llevada a cabo a finales de 2021, se pusieron en la calle 25.000 vales y una ayuda directa de 500.000 euros, lo que supuso dos millones de euros de volumen de negocio. En la segunda convocatoria, de mediados de este año, se pusieron en la calle 37.000 vales y 560.000 euros de ayuda directa, lo que supuso 2,5 millones de volumen de negocio para 240 establecimientos participantes.

Noticias relacionadas

En esta última convocatoria han participado 294 establecimientos y se han cambiado el 99 por ciento de los 95.505 vales que han supuesto dos millones de euros de ayuda directa y seis millones de volumen de negocio. El alcalde de Palma, José Hila, ha calificado de «éxito» esta iniciativa y ya ha anunciado que "habrá una nueva campaña para 2023 con 1.2 millones de euros de presupuesto".

El regidor de Promoció Econòmica, Jordi Vilà, señaló que «es cierto que ha habido colas de compradores pero en cierto modo confirma el éxito de la campaña». Vilà destacó que «solo un comercio se ha saltado las normas» por lo que será penalizado y no podrá participar en la próxima campaña de bonos descuento. Además, en la próxima edición participará la asociación de consumidores Consubal para evitar malas prácticas.