Joan Forteza, presidente vecinal del Coll d'en Rabassa, junto a los propietarios de El Bungalow.

El Ajuntament de Palma iniciará los trámites, informes técnicos y estudios patrimoniales para incluir en el catálogo de edificios emblemáticos a restaurante El Bungalow y pedirá a Demarcación de Costas que paralice cautelarmente todas sus actuaciones relativas al edificio del Coll d'en Rabassa mientras concluyen los tramites municipales para su protección.

Noticias relacionadas

Así se ha decidido en el Pleno municipal donde se ha aprobado, por unanimidad, una proposición que había presentado el PP en este sentido y donde han acudido representantes de la asociación de vecinos de la zona y de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Palma para pedir que se paralice el proceso de demolición dictado por la Administración estatal.

Joan Forteza, presidente vecinal del Coll d'en Rabassa, ha intervenido en el pleno y ha recordado las 14.700 firmas que se han recogido y las 800 personas que asistieron a la concentración del pasado 6 de noviembre en contra del desmantelamiento de un edificio que, apuntó, tiene la antigüedad y las características para ser incluido en el catálogo municipal de edificios protegidos. «En el caso de El Bungalow la aplicación de la ley perjudica más que beneficia», aseguró. Forteza, asimismo, destacó que el inmueble no tiene impacto visual, que está integrado en el entorno y que el restaurante «que ahora quieren cerrar» está abierto desde hace 40 años, está gestionado por la cuarta generación de la misma familia y da trabajo a 20 personas.