El alcalde José Hila y dos regidores visitaron por la tarde la calle. | P. Pellicer

La nueva calle peatonal de Nuredduna se abrió este sábado al público de forma oficial. Meses de protestas de parte de vecinos y comerciantes de Pere Garau no impidieron el inicio de las obras ni el acto de inauguración celebrado por la tarde con la presencia en la vía del alcalde de Palma, José Hila, que acudió junto a la regidora de Infraestructures i Accessibilitat, Angélica Pastor, y el regidor de Districte Llevant, Daniel Oliveira. En realidad lo que se ha inaugurado es la primera fase del eje verde de Nuredduna, cuyas obras ya han finalizado, aunque se han recepcionado de forma parcial a la espera de que la semana que viene se planten una serie de árboles. El eje verde ha supuesto una inversión de 2,1 millones, y ha recibido financiación europea, recordó Pastor.

La segunda fase, que comprende la mitad de la plaza Francesc García Orell (más conocida como plaza de las columnas), que también será peatonalizada, concluirá a finales de octubre, según las previsiones del Ajuntament. En este caso el presupuesto es de 341.896 euros. Hila declaró que «Nuredduna es una oportunidad, la transformación de la ciudad ya está en marcha y esta actuación es un ejemplo de la Palma que estamos construyendo, una urbe donde las personas son las protagonistas».

Como se recordará, diversas entidades cívicas y comerciales del barrio se han opuesto desde el principio a que se ejecutase una inversión millonaria en tan solo los 275 metros lineales de la calle cuando las necesidades de la barriada son numerosas.