Parc de la Mar. | Redacción Local

5

El Ayuntamiento de Palma espera iniciar a finales de abril la primera fase de la renovación del pavimento y otros elementos arquitectónicos del Parc de la Mar y espera que esté acabada antes de que acabe el año.

La regidora de Infraestructuras y Accesibilidad del Ayuntamiento de Palma, Angélica Pastor, y el jefe de área del departamento de Infraestructuras, Urbano Sánchez, han presentado este viernes el proyecto, que cuenta con una inversión cercana al millón de euros y que supone actuar sobre unos 4.500 metros cuadrados.

Noticias relacionadas

La Junta de Gobierno de Cort aprobó este miércoles la licitación de la primera fase de esta «esperada y deseada renovación de la fachada de la ciudad», según ha resaltado la regidora. La actuación contempla también, además del pavimento, la renovación de mobiliario urbano, elementos arquitectónicas como barandillas y bancos y farolas, que se alimentarán en parte de energía fotovoltaica. Pastor ha explicado que esta intervención se hará en dos fases y ha subrayado que se trata de una obra "muy importante" sobre la fachada marítima de Palma. Según ha detallado, se actuará sobre elementos importantes y simbólicos del parque como el cantil del lago, las barandillas, que están muy deterioradas, y el mobiliario urbano. La regidora ha indicado que se buscará financiación a través de los remanentes de tesorería para poder continuar con una segunda fase de la obra. Urbano Sánchez, por su parte, ha explicado que este proyecto ha pasado por el evaluación de la Comisión de centro histórico y ha tenido en cuenta a los arquitectos que hicieron el diseño del Parc de la Mar, como Pere Nicolau y Ángel Morado, autores del primer diseño.

Sánchez ha explicado que el pavimento está especialmente deteriorado a causa del material y de las cargas y el uso que ha tenido a lo largo del tiempo. Durante esta primera fase se intervendrá en el espacio del parque comprendido entre la rampa de bajada situada en las gradas próximas a Antoni Maura y toda la explanada situada ante el local comercial y el aparcamiento y la rampa de subida al puente. En concreto, está previsto renovar un total de 4.482 metros cuadrados de pavimento, 240 metros lineales de barandilla y 73 metros lineales del cantil del lago. En cuanto al pavimento, se sustituirá el marés actual por ladrillo prefabricado producido expresamente para este espacio y que estará en coherencia con los tonos del conjunto que forman la murada, la catedral y la Almudaina. También se reconstruirá la escalera de hormigón y la barandilla de la rampa, que está en mal estado. Asimismo, se instalará nuevo mobiliario urbano como bancos y papeleras adaptadas a las nuevas normativas en materia de accesibilidad. También se creará una iluminación específica en la zona del embarcadero y del mural de Joan Miró. Así, se van a instalar 41 nuevas farolas tipo led.