Rocío Flores, en un espacio de coworking en Santa Eulalia. Imagen de archivo. | Marcelo Sastre

Parece que el teletrabajo no ha venido para quedarse. O, al menos, no de forma mayoritaria, como se llegó a vaticinar hace ahora un año. Un 79 % de los palmesanos sigue acudiendo diariamente de forma presencial a la oficina, a pesar del aumento del teletrabajo por la pandemia, y solo el 6 % asegura que su empresa le ha proporcionado alguna ayuda para facilitarle el desplazamiento con la vuelta a la oficina. El 21 % de palmesanos que teletrabaja son tres puntos menos que la media nacional (24 %). El 79 % que va a diario al trabajo son nueve puntos menos que el 88 % de palmesanos que lo hacía antes de la pandemia.

Un 10 % teletrabaja tres o más días a la semana, igualando la media nacional, según un estudio realizado por el Foro de Movilidad de Alphabet con 2.000 encuestas a nivel estatal, de las que 110 respondieron a la encuesta en Palma. Sólo al 6 % de palmesanos su empresa le ha proporcionado alguna ayuda para el desplazamiento con la vuelta a la oficina, frente al 10 % nacional. La ayuda más extendida es la flexibilidad en los horarios de entrada y salida, aunque en Palma la disfruta solo el 4 % de trabajadores, lo que sitúa la capital balear entre las tres ciudades que menos se benefician de esta medida, sólo por encima de Pamplona y Toledo. Tras el retorno mayoritario al trabajo presencial en septiembre, un 29 % de los palmesanos encuestados declara que se le ha hecho cuesta arriba tener que volver a invertir tiempo en desplazarse al trabajo, 6 puntos porcentuales por debajo de la media nacional (35 %).

La mayoría de los encuestados en toda España (un 71 %) acude a su trabajo en la misma franja horaria, entre las 7 y las 9 de la mañana. Este hecho, sumado a que el 26 % reconoce usar menos el transporte público, se traduce en que un 36 % de encuestados percibe más tráfico que antes de la pandemia. La consejera delegada de Alphabet en España, Rocío Carrascosa, invita a las empresas a reflexionar sobre la importancia de su contribución para proporcionar soluciones que faciliten la movilidad de los trabajadores, «ofreciéndoles alternativas que les permitan moverse de forma flexible». Considera que «contribuiría de manera muy positiva al descenso del tráfico, con impacto tanto en la calidad de vida de los trabajadores como en el medio ambiente».