Estado de las obras, este lunes, en la calle Nuredduna, cuyo túnel ha quedado ya bloqueado. | Jaume Morey

9

El túnel de Nuredduna ya está tapiado. Las obras del eje cívico van a buen ritmo y ya está cubierta la salida del túnel, una de las labores más complicadas de este proyecto. Tal y como señaló la regidora de Infraestructures, Angélica Pastor, «las obras van bien. El túnel ya está cerrado».

Hasta el momento, dos manzanas del eje ya están en obras y se están pasando las canalizaciones por el subsuelo. Las excavadoras han levantado parte del pavimento de este tramo de la calle.

Algunos comercios han empezado a notar los efectos de la obra, aunque otros dijeron que seguían teniendo trabajo y esperaban con ganas la reforma.

Mateo Balaguer es propietario de la tienda Univers del Cómic y admitió que «de momento solo tenemos ruido y polvo. Ha bajado mucho la afluencia de gente, aunque aún tenemos a los clientes habituales, que han pasado de venir dos veces a la semana a solo una». Su establecimiento está en la zona que ya está levantada. «Nosotros todavía estamos bien pero al bar de enfrente le han quitado la terraza y no tiene ni una sola mesa en la calle».

Las obras de este proyecto también han afectado al aparcamiento. «Los clientes me dicen que ahora aparcan en Aragón y vienen andando», dijo Balaguer.

Mientras tanto, una empleada de la floristería Art Viu, en la misma calle, admitió que «esta obra era necesaria, a largo plazo nos beneficiará. No tengo ninguna duda de que nos irá mejor cuando acabe la obra».

Previsiones

Tal y como anunció Pastor al inicio de las obras en agosto, los trabajos irán avanzando de manzana en manzana cada dos meses. Según las previsiones del Ajuntament, el eje cívico estaría listo en abril y la transformación de este espacio en un eje verde dotará a esta calle de una fisonomía de parque con más arbolado, pavimento continuo y nueva iluminación.