El precio de la vivienda en Palma es muy elevado.

45

Palma necesita unas 12.000 viviendas a precio asequible y sólo se están construyendo 200, según los cálculos de la Asociación de Constructores de Baleares. Por vivienda asequible se entiende aquella cuyo precio ronda los 250.000 euros, una cifra que para muchas personas también resulta inaccesible. Sin embargo, es prácticamente imposible encontrar algo más económico en el mercado.

La gerente de la Asociación de Constructores de Baleares, Sandra Verger, ha manifestado que en la capital balear prácticamente no hay viviendas a precios asequibles; sí casas o pisos de lujo y las administraciones públicas también están construyendo VPO. Sin embargo, el dinero necesario para acceder a las primeras y los requisitos exigidos para las segundas hacen que sean inalcanzables para muchos ciudadanos.

Verger recuerda que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Palma se encuentra en revisión, por lo que insta al Pacte de Cort a incrementar el índice de edificabilidad, es decir, que se puedan construir más viviendas en menos espacio.

La gerente de la Asociación de Constructores de Baleares tiene claro que el territorio de las Islas es limitado y se tiene que proteger. «No queremos consumir más territorio. Si no podemos crecer a lo ancho habrá que crecer a lo alto», argumenta. En este sentido, también apuesta por hacer viviendas más pequeñas con la finalidad de las construcciones sean rentables.

Noticias relacionadas

El precio de la vivienda es tan elevado en las Islas, en general, y en Palma, en particular, por tres razones principalmente. La primera de ellas es que el suelo es limitado, lo que hace que su precio se haya disparado. Ante esta tesitura, los constructores reclaman al Ajuntament de Palma que no desclasifique suelo edificable en la revisión del PGOU que está realizando. De este modo, se podrían edificar más inmuebles y dar respuesta a parte de la demanda existente.

Otro motivo que encarece el precio de la vivienda es que existe mucha demanda por parte de los extranjeros, que sí tienen posibilidades económicas para comprar inmuebles a precios más elevados que los residentes, debido a que su poder adquisitivo es mayor.

Por último, la escasez de materiales de construcción ha incrementado el precio de la vivienda en un 17 %.

Todas estas circunstancias han motivado que el acceso a la vivienda se haya convertido en uno de los principales problemas de los palmesanos, especialmente de los más jóvenes. Muchos de ellos tienen que seguir viviendo en casa de sus padres, pese a que desean independizarse.