Ha realizado 1.324 intervenciones desde enero con un coste de                              107.945 euros. | Gemma Andreu

El presidente de Emaya, Ramon Perpinyà, informo este viernes en Comissió d’Urbanisme i Medi Ambient que desde el 1 de enero la empresa municipal ha limpiado una media de 8 grafitis al día.

A propósito de una propuesta presentada por el grupo municipal del PP, el concejal puntualizó que desde el 1 de enero Emaya ha realizado 1.324 intervenciones de limpieza de pintadas vandálicas, «lo cual implica unas ocho al día». Estás actuaciones, dijo, «han tenido un coste acumulado de 107.945 euros».

Perpinyà reconoció que «si ustedes me dicen que no es suficiente, yo también les digo que no es suficiente, pero estamos haciendo todo lo que podemos y más».

Admitió que «Palma tiene un problema grave con los grafitis», pero insistió en que «se está llevando a cabo una lucha continuada». Añadió que «es un trabajo ingente, que cuesta mucho y además es complejo en muchos sentidos, no todo puede ser sencillo y rápido pero estamos actuando».

Por eso, el Pacte rechazó la propuesta de los ‘populares’ de que el equipo de Gobierno ponga en marcha un plan de actuación para combatir «la plaga de pintadas vandálicas» que hay en la ciudad. «Votamos en contra porque lo que plantean ya lo estamos haciendo», afirmó.

El edil también explicó que desde que entró en vigor en agosto la tarifa reducida para la limpieza de las pintadas en fachadas de edificios privados las demandas ciudadanas han aumentado bastante.

Así, mientras que entre noviembre de 2020 y julio de 2021 se recibieron 163 peticiones, una media de 12 al mes, en agosto se recibieron 42 demandas y en los primeros 20 días de septiembre ya van 41. De seguir la tendencia se calcula que este mes finalizará con unas 59 peticiones, indicó.

Pese al notable incremento de la demanda, el responsable municipal consideró que «siguen siendo pocas» y ánimo a los ciudadanos a solicitar está limpieza de grafitis a Emaya.

Por su parte, la regidora de Infraestructures, Angélica Pastor, reclamó a la oposición que «también condenen estas pintadas, que suponen un importante gasto para las arcas municipales».