Miguel Peña ante el local de Casa Vila con el nuevo cartel del supermercado. Abajo, el empresario en la sección de bebidas. | P.Bota/G.Marchena

35

De la Casa Vila de 1922 al Supermercado Casa Vila de 2021 han pasado 99 años, un cartel de Se Alquila y un cambio de dueños. La antigua casa de fotografía que cerró en febrero de este año reabrirá el próximo sábado, si todo va bien y no hay retrasos, reconvertido en un supermercado.

Los empresarios Miguel Peña, de Perú, y Mohamed Rafique, de Bangladesh, están ultimando los detalles para abrir un nuevo establecimiento en la plaza Santa Eulàlia. Hasta el pasado febrero, en sus estanterías había material fotográfico, de ferretería y de Bellas Artes. Ahora se empiezan a apilar botellas de alcohol y alimentos.

«Será un supermercado para los turistas», cuenta Miguel Peña, que hasta ahora contaba con otro establecimiento de alimentación en la misma plaza Santa Eulàlia, junto a La Casa del Libro. Los empresarios han decidido mudarse a la esquina de Casa Vila, en un lugar más visible y a tiro del tránsito de turistas que pasan por la plaza para visitar el Casc Antic.

PALMA - Casa Vila se despide de sus clientes en un emotivo adiós tras casi un siglo.

Pepe y Toni Vila Coll ante la tienda en febrero de este año, a punto de bajar la persiana para siempre.

Noticias relacionadas

Peña cuenta que este local es mucho más grande que el que tenían hasta ahora y abrirán la segunda planta del local para contar con más espacio de exposición de alimentos. Esperan recibir a mucha clientela internacional.

Nombre original

En la fachada, un gran cartel anuncia el cambio de uso: Supermarket Casa Vila. «A los dueños les pedimos permiso para mantener el nombre original. Nos parece que es patrimonio cultural e histórico de la ciudad y le tenemos mucho respeto». Así, se mantendrá la cartelería original, que recuerda los orígenes del local. Peña y Rafique cuentan con otro supermercado en la calle Paraires.

Casa Vila se fundó en 1922 de la mano de José Vila y Magdalena Alcover. La tercera generación, encarnada por Toni y Pepe Vila, así como su primo Pepe Vila, todos nietos de los fundadores, decidieron cerrar sus puertas tras el cambio de costumbres de los consumidores palmesanos, a los que se sumó la crisis de la pandemia.

PALMA. COMERCIO. Casa Vila , Drogueria y fotografia.
El fundador José Vila y su mujer, Magdalena Alcover, junto a sus cuatro hijos: Antonio, Catalina, Margarita y Sebastián. El matrimonio abrió Casa Vila en 1922.

El negocio familiar cerró así 99 años de historia, durante los cuales se convirtieron en un referente en el revelado de fotografías, tanto digitales como analógicas. La familia conserva el archivo fotográfico del abuelo José Vila, de gran valor histórico, que contaba con entre 50.000 y 60.000 negativos y que son un reflejo de la transformación de Palma y Mallorca. El nuevo local reabrirá sus puertas este fin de semana.