El artista Joan Aguiló, sentado en la parte de las gradas que ya están pintadas.  | T. Ayuga

21

Un campo de margaritas es el último trabajo del artista Joan Aguiló en Palma. Lo está pintando en el anfiteatro del Parc de sa Riera –un espacio muy poco utilizado desde la apertura del parque– por encargo del área de Infraestructures del Ajuntament, como parte del conjunto de actuaciones que se ejecutan dentro del denominado plan renove de parques.   

Aguiló cuenta ya con más de una decena de obras en la ciudad y más aún en Mallorca. En esta ocasión, cuenta que recibió la llamada de la regidora de Infraestructures, Angélica Pastor, quien le pidió que realizara un propuesta para decorar las gradas del Parc de sa Riera, donde se tiene que ejecutar el proyecto del bosque urbano.

«La idea es alegrar un poco o cambiar la estética tan dura que tienen este anfiteatro de cemento, por lo que yo propuse pintar sobre él un campo de margaritas, una idea que gustó y ya la estamos llevando a cabo». Para ello, Aguiló cuenta con la ayuda de otro artista, Pere Bernat, y espera tener la obra acabada, más o menos, dentro de un mes, pues se trata de más de mil metros cuadrados.    El trabajo cuenta con una base fijadora y pintura plástica sobre el cemento.

Numerosas obras

Aguiló también es conocido por su arte urbano o su obra de estudio, pero en los últimos tiempo admite que está más enfocado en el muralismo. De hecho, pueden encontrarse murales suyos en numerosos puntos de la geografía urbana, como en el interior del Mercat de l’Olivar, en la estación del tren de Sóller, en la sede del Banc de Sang i Teixits o en la escuela Jafudà Cresques. También cuenta con una colección de    pinturas de pequeño formato, algunas realizadas por encargo y otras por iniciativa propia.